viernes, 28 de octubre de 2016

Los jugadores celestes se entrenan sin fecha de pago



La crisis económica golpea fuerte en Blooming pero ni así los jugadores han pensado en parar. Joselito Vaca aseguró este miércoles que el plantel está sintiendo los efectos de este desfase pero seguirán concentrados en los objetivos que se marcaron en el torneo Apertura, a la espera de que la dirigencia cumpla con su promesa de pago.

La deuda con los jugadores y el cuerpo técnico es de dos meses (agosto y septiembre), y dentro de un par de días se agregará un tercero (octubre). “Los jugadores que decidimos quedamos de la temporada pasada sabíamos que esto podía pasar, pero lo hicimos por el cariño que le tenemos al club”, aseguró Vaca, capitán y uno de los referentes del equipo celeste.

Blooming no gana desde hace tres fechas (perdió ante Bolívar 0-1, Real Potosí 5-1 y The Strongest 3-0) y actualmente se ubica en el séptimo lugar de la tabla de posiciones, lejos de los equipos de punta que están peleando el título. Este domingo tiene otra difícil visita a Petrolero del Chaco y a la vuelta, a mitad de la próxima semana, se enfrentará a Oriente, en el clásico.

“Es difícil la situación que nos toca, pero en ningún momento hemos analizado la posibilidad de parar, menos dejar de jugar. Pero así como estamos haciendo ese esfuerzo, queremos que la dirigencia también ponga de su parte y cumpla lo que prometió”, manifestó Vaca.

El 10 de Blooming, expulsado durante el partido contra Real Potosí, cumplió una fecha de suspensión ante The Strongest y no podrá reaparecer este domingo ante Petrolero en Yacuiba y tampoco jugará el clásico contra Oriente, porque el Tribunal de Justicia Deportiva de la Liga lo sancionó con tres fechas de suspensión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario